Condenado un coleccionista de armas de fuego
Categorías

Condenado un coleccionista de armas de fuego

03/07/2016

Un coleccionista de armas de fuego condenado a cinco años y tres meses de cárcel

Joan Carlos P. Ll. ha sido condenado a cinco años y tres meses por la Sala Segunda del Tribunal Supremo, la que afirma literalmente que “la peligrosidad abstracta de un arma de guerra es ínsita a su alta capacidad lesiva, de tal modo que en ningún caso es permitida su posesión en el propio domicilio; y el recurrente la poseía”.

El coleccionista es un apasionado de las armas y del tiro. Guardaba en su domicilio piezas de la Segunda Guerra Mundial y de la Guerra Civil, además de un revólver Colt -típico de las películas del oeste americano- que era una réplica de otro modelo del año 1873. Las armas de esta colección estaban guardadas en una habitación cerrada con llave. Una de las armas se encontró en el interior de una caja fuerte. No obstante, el Tribunal Supremo considera que estas medidas de seguridad no eran suficientes, además de carecer el acusado de las licencias oportunas.

El condenado, que reside en Esplugues de Llobregat, ya había sido condenado por la Audiencia Provincial de Barcelona, por lo que recurrió ante el Tribunal Supremo sin resultado alguno ya que, según dicho tribunal, el acusado “tenía conocimiento de que las cinco armas de fuego que poseía en perfecto estado de funcionamiento requerían de licencia para su tenencia y de que poseía un arma de guerra también en correcto estado de funcionamiento cuya adquisición, tenencia y uso estaba prohibida y a pesar de conocer la ilegalidad de su conducta, continuó haciendo acopio de armas de fuego y munición de lo que hacía alarde con amigos”.

Joan Carlos P. Ll. cimenta su defensa con el argumento de que se trata de una colección y que no existen licencias para coleccionistas. No obstante, según el tribunal, “solo se tolera esa posesión, cuando se trata de un solo arma que además cuenta en todo caso con especial valor histórico o artístico; y el recurrente poseía en su domicilio, además de la referida arma de guerra, cinco armas de fuego”. El tribunal ha rechazado también, la petición de rebaja de la pena.